Dr.De Jaime Guijarro
Telf. 662153067

cirugia de la obesidad en madridCuando se padece obesidad, la intervención quirúrgica es el único tratamiento exitoso para conseguir la pérdida de peso y su mantenimiento a largo plazo. Las diferentes técnicas destinadas a combatir la obesidad se definen como “cirugía de la obesidad”: bypass, tubo gástrico, banda gástrica, marcapasos gástrico… son diferentes opciones para tratar el mismo problema.

La elección de cada técnica depende de muchos factores que deben ser valorados por un experto médico, si bien es cierto que en términos generales existen unas indicaciones de una técnica u otra en función de cuál sea el tipo de obesidad que se padece.

¿OBESIDAD o INTERVENCIÓN para combatirla?

La decisión de llevar a cabo una intervención de cirugía de la obesidad no es fácil. Obviamente existen riesgos asociados (como en cualquier intervención) sin embargo hoy en día la mayoría de intervenciones las hacemos por cirugía laparoscópica, a través de incisiones muy pequeñas que hacen disminuir los riesgos asociados a la intervención considerablemente y que además facilitan una rápida recuperación del paciente.

El decidir entre continuar con la obesidad o intervenirse es una decisión que cada persona debe valorar, considerando objetivamente las ventajas e inconvenientes de ambas opciones. No olvidemos que la obesidad por sí misma es un riesgo y grave, de padecer muchas otras enfermedades y que por lo tanto no evitará el riesgo de someterse a otra intervención ya que está demostrado que la mayoría de pacientes obesos desarrollan diferentes enfermedades que les harán pasar por quirófano o bien les limitará la calidad de visa y el estado general de salud.

varias diabetes2

Diabetes, enfermedades cardiovasculares, trastornos respiratorios, problemas cardíacos, problemas articulares, infertilidad, desajustes hormonales, cálculos biliares y una gran variedad de tipos de cáncer ( útero, mama, colon, páncreas..) son sólo algunas de la enfermedades cuyo riesgo de padecer aumentan considerablemente con la obesidad por no hablar de los problemas psicológicos (baja autoestima, depresión,..) a los que se enfrentan muchas personas que padecen obesidad.