Dr.De Jaime Guijarro
Telf. 662153067

La gastrectomía tubular o tubo gástrico es una técnica restrictiva que implica una reducción gástrica pura del 90% de la capacidad del estómago.

Con esta técnica el estómago se grapa verticalmente de arriba a abajo de forma que deja un estómago en forma “tubular” que tiene  aproximadamente una cuarta parte del tamaño original, aunque el funcionamiento normal del estómago se mantiene.

El hecho de que el paciente tenga un estómago más pequeño hace que la persona necesite comer menos para sentirse saciado y por lo tanto adelgaza.

Con esta técnica el paciente puede comer de todo sólo que en muy pequeñas cantidades y con el proceso y tiempos que se determinen: la primera semana sólo líquidos, la segunda semana alimentos blandos, etc.. y siempre en tomas pequeñas de entre 5-6 al día.

A diferencia de otras técnicas como por ejemplo el bypass, el paciente no corre riesgo de desnutrición ya que al no modificarse el funcionamiento normal del estómago, se absorben todos los nutrientes.

¿Cómo es la intervención?

La intervención se hace por laparoscopia y dura aproximadamente una hora.

¿En qué casos está indicada?

Para índices de masa corporal de entre 35-50 y también en casos de superobesidad >50, en éstos casos la cirugía suele realizarse en dos fases.

¿Cuánto tiempo estaré  ingresado/a?

La estancia hospitalaria es de 2 a 4 días .

¿Sólo con la intervención  ya pierdo peso?iStock_000008601462Medium

Sí,  la pérdida de peso se conseguirá por un lado porque el paciente comerá menos tanto por la reducción de estómago realizada como por cambios en el mecanismo hormonal que harán que se tenga menor apetito.

¿Cuánto peso perderé?

La pérdida de peso con esta técnica suele ser de entre un 60-70 % de pérdida del exceso de peso y la mayor parte de pérdida de peso se produce entre los 6-9 primeros meses después de la intervención.

¿Complicaciones, riesgos…?

Existen riesgos asociados a postoperatorio inmediato como por ejemplo trombosis o sangrado en el postopertorio sin embargo los porcentajes de riesgos son inferiores al 1%.  El índice de mortalidad de esta técnica se sitúa en el 0,25% es decir un índice bajo de mortalidad.

¿Algo más que deba saber?

Sí, durante los primeros días tu dieta cambiará. Por ejemplo durante la primera semana la comida se deberá espaciar entre 5-6 tomas y en cantidades muy pequeñas y será una dieta líquida. Poco a poco iremos realizando cambios de modo que por ejemplo desde la segunda semana hasta el primer mes podrás introducir alimentos que NO precisen masticación (purés, sopas, batidos, etc..) y algunos alimentos blandos.

A partir del tercer mes ya se podrá incorporar carne y otros alimentos duros que sí precisan masticación. En definitiva, poco a poco iremos introduciendo diferentes alimentos. A diferencia de con la banda gástrica, este procedimiento no necesita de un compromiso de hacer dieta y un seguimiento tan estricto como la banda gástrica.

En comparación con el bypass gástrico se trata de una técnica más sencilla.

La pérdida de peso suele ser bastante rápida.

diet…… y sí hay algo más que debes saber: Perder peso y ver que realmente se puede acabar con el problema de la obesidad es un “efecto secundario”que nunca tenemos en cuenta, pero que sin duda es el más importante de todos ya que te ayudará a tener un mejor estado de salud en general, una mayor calidad de vida, hacer cosas que antes no podías hacer y en definitiva sentirte mucho mejor.